Cuando te casas quieres y deseas que sea para toda la vida, pero no hay nada más incierto que eso, de hecho, el divorcio antaño era considerado algo extraño de suceder en una matrimonio, hoy día es la realidad en millones de hogares en el mundo.

Si estás en esta situación, en trámites de divorcio, es inevitable caer en las odiosas negociaciones de custodia, visitas y manutenciones para los hijosEstas negociaciones forman parte de los arreglos a los que debes llegar con tu ex pareja, especialmente para lograr la estabilidad de tus hijos menores.

En los términos de quién se queda con qué, las personas pueden convertirse en acérrimos enemigos, dejando relucir lo peor con el objetivo de ganar esta guerra.

No basta la buena voluntad

La manutención no se trata sólo de una pensión alimentaria, sino de otros gastos que debe asumir el ex cónyuge que no está a cargo de los menores.

Pero no entremos en los términos jurídicos de cómo calcular el monto, o su frecuencia o que su incumplimiento puede suponer multas e incluso cárcel del deudor.

No, en este post hablaremos desde la perspectiva de alguien que se niega por todos los medios otorgar la manutención que le corresponde a sus hijos alegando cualquier cantidad de pretextos para no hacerlo.

¿Cómo debo actuar si se niega?

La situación ideal en estas negociaciones de manutención, es que ambos ex cónyuges logren acuerdos satisfactorios para ambas partes a fin de garantizar la estabilidad de los hijos, para que no se sientan más traumatizados por la separación de sus padres.

Sin embargo, estos acuerdos sin peleas son la excepción no la norma, hay acuerdos que se logran luego de muchas conversaciones, tratos, etc.

Pero si tu eres una de las que no logras que tu ex pareja acepte la cuota o peor que la acepte pero no la pague, hay vías legales que te amparan como demandas, denuncias, pleitos en tribunales.

Buscar consejo legal

Claro lo primero que pasa por tu mente, si tu expareja no cumple con su obligación de manutención es buscar el consejo legal de un abogado.

Claro está, antes de entrar en el ciclo de demandas con lo intimidante y odioso que puede ser: busque conversar con su expareja en un lugar alejado del hogar. Puede llevar a un intermediario si sus términos no son muy buenos, y sea tu testigo de cualquier acuerdo satisfactorio.

Asimismo resguarden la tranquilidad de los menores para que no sientan que sus padres se odian o peor aún, que los odian a ellos.

Es aconsejable presentar una tabla que contenga todos los gastos en comida, ropa, calzado, pago de escuela, útiles, etc, a fin de tener un estimado claro de los montos mensuales.

Ceda un poco, escuche y póngase en la situación del otro.

Entérese de los nuevos gastos de su expareja como alquiler, alimentación, vehículo… ya que al no convivir enfrenta nuevos desembolsos.

Buscar ayuda extra

Ahora bien, si se ha puesto todo el esfuerzo, pero no se logra un convenio de pago, hay que empezar a considerar una ayuda extra, la contratación de un detective privado especializado en divorcios y recopilación de pruebas.

Si piensa que es una solución extrema, podemos asegurar que el detective privado es la única figura legal Española que puede presentar un informe con validez jurídica para que su abogado consiga tener éxito

En la mayoría de los casos se alega impago de la manutención por el cese en el trabajo o por la disminución de ingresos y es allí, donde un detective privado puede corroborar o desechar esta posible desventaja, pero en el 99% de los casos, es una mentira para zafarse de responsabilidades.

Recolectar pruebas

Cuando ya se haya establecido que tu ex pareja te miente, el detective privado procede a la recopilación de pruebas que podrán ser presentadas ante la autoridad competente.

Con el simple hecho de hacerle un seguimiento puede determinar mediante fotos, videos etc, que su estilo de vida no ha mejorado, ni sufrido ningún recorte.

Además puede recoger testimonios de sus conocidos sobre el particular. La ventaja de contratar a un profesional es que él puede dar su testimonio mediante un informe y ratificación ante el juez.

¿Qué es una investigación de pensión alimenticia?

El real propósito de que un grupo de expertos indague, es verificar si los alegatos para evitar cancelar la pensión son ciertos.

Entonces, la investigación alimenticia busca reunir evidencias sobre este asunto, con el objeto de negar o confirmar lo esgrimido por el ex cónyuge.

Puede haber tres resultados:

  1. a) Incremento de la cuota de pensión
  2. b) Disminución de la misma
  3. c) Suspensión del pago temporalmente.

Normalmente el resultado se inclina favorablemente hacia usted, con el incremento de la cuota porque el obligado incurre en prácticas ilegales como cobro de montos en negro o el uso de testaferros.

En investigapareja.es, nos preocupa todas las situaciones  que debes atravesar para obtener la pensión de alimentación, es por ello que ponemos a tu disposición, un equipo serio, metódico, discreto y responsable que puede llevar a cabo y a un excelente término cualquier investigación al respecto.

Mas información sobre nuestro servicio de investigación para pensión alimenticia aquí